Morena Bao | El vestido


El vestido continúa esperándote en la mesa,

así como lo hacía el día que te fuiste.

Quizá el color del invierno debería hacérmelo saber,

pero me niego,

he dicho,

me niego,

a aceptarlo.

Será que el viento me ha contado

de regresos inesperados,

de vestidos pacientes y premiados.

Y así tomo mi tacita de café,

amargo, pues qué más da,

al lado del vestido.

No te preocupes,

pongo especial atención en no arruinarlo,

por si vuelves este verano.


Morena Bao, Quilmes, Buenos Aires, Argentina, 1998.