Patricia Gallero Pardo | Noviembre

Me gusta cuando nos enrollamos como dos gatos y todo es instinto y mi piel se confunde con la tuya. Mis uñas por tu antebrazo, apenas raspando, no dices nada y con tus ojos entrecerrados pasas las yemas de tus dedos por el mío; no digo nada pero tú sabes que haces vibrar mis nervios de gata palpitante.

Me gusta cuando deslizo las yemas de mis dedos por tu pelo, apenas enredando, no dices nada y como por casualidad acomodas tu cabeza en mi pecho; se te contraen los músculos, no digo nada pero yo sé que hago ceder tu voluntad de gato indomable.

Los cojines del sofá tienen el molde de nuestros cuerpos ovillados; suenan, apenas audibles, nuestras voces de ronroneo en el aire y mi cuello hace un arco por donde curvan tus dedos. Siento latir mi corazón frágil de  felina acurrucada y me gusta cuando ni un pensamiento sensato se acerca a mi mente.

Dos giros lentos y elásticos y en la punta de mi lengua siento latir tu corazón infiel de felino callejero; me gusta cuando ni un pensamiento sensato tiene cabida en tu mente, pero casi amanece y cada uno debe volver a casa; la hora de los gatos acaba.


Patricia Gallero Pardo nació en Santiago de Chile, en 1967. Es psicóloga de profesión y desde el año 2012 participa en un taller de creación y proyecto literario. Ha recibido reconocimientos a nivel local en concursos literarios (Concurso Biblioteca Kimun, San José de Maipo; Concurso Inspírate, Sociedad Chilena de Matemáticas y Concurso Revista Grifo, Universidad Diego Portales) y tiene un libro de relatos breves. Continúa en permanente aprendizaje y perfeccionamiento en este interés de mostrar a través de la narración, escenas y personajes cotidianos de ciudad.

Inicio