Una cita de Steinbeck

Un alma triste puede matarte más deprisa que un germen, mucho más rápido.

John Steinbeck, Viajes con Charley