Categorías
Bibliófila extraterrestre Opinión

¿Quieres vivir en una isla desierta? Pregúntale a la Baronesa

Para celebrar día de muertos, empecé a buscar leyendas aterradoras, para estar a tono con relatos espeluznantes de aparecidos, almas en pena y todo lo demás. Entonces me encontré con la historia de La Baronesa de Galápagos.

Esta historia es de miedo puro y duro, pero no es leyenda, es una historia real.

A la isla Floreana (Galápagos – Ecuador), llegaron colonos provenientes de Alemania y Suiza, con el fin de vivir apaciblemente, lejos de las bulliciosas ciudades. Estos primeros colonos eran bastante conservadores (algunos vegetarianos) y trabajaban a diario para cubrir sus necesidades, considerando que la isla estaba casi desierta. 

Pasado un tiempo, a la isla desierta y pacífica, llegó una mujer desenfadada y extrovertida, llamada Eloisa Wagner de Bouquet, quien se autoproclamó La Baronesa de Galápagos

La Baronesa llegó con sus amantes (algunos historiadores indican que eran 2, otros cuentan 3, del tercero no se habla mucho en las fuentes que consulté). Adicionalmente, esta Baronesa guapa y ambiciosa, tenía el proyecto de construir un lujoso hotel, para las élites europeas. Estas ideas (la del hotel y la vida “libertina”) no encajaban en el proyecto de los primeros colonos. 

Las relaciones entre los habitantes de la Isla Floreana se hicieron tensas y muy agrias. Al punto de discutir por el agua, por el estilo de vida y por el territorio que cada familia ocupaba. Lo que pasó después sigo siendo un misterio hasta la actualidad.

El 27 de marzo de 1934, la Baronesa de Galápagos y su amante Phillipson desaparecieron por completo sin dejar rastro. Hay historias contradictorias al respecto, algunos de los habitantes de la isla indican que la pareja había zarpado en un barco que pasaba hacia Tahití. Sin embargo, nunca se registró que tal barco hubiera llegado a las costas de Galápagos por esos días. El otro grupo familiar, relata que escuchó un grito largo e inconfundible y luego se enteró de la desaparición. Afirman que ningún barco pasó esa noche por esas costas.

Hasta el día de hoy nadie sabe de su suerte, excepto que las pertenencias de la baronesa fueron encontradas en su residencia, pero ningún rastro de ella.

Quedó sólo uno de los amantes de la Baronesa, en Isla Floreana. Quien poco después de la desaparición de ella, decidió volver a Europa. Se subió a un pequeño bote que pasaba y se dirigía hacia la isla San Cristóbal, pero el desventurado hombre nunca llegó a su destino.  Meses después sus restos fueron encontrados momificados en la isla Marchena (lejos de San Cristóbal) donde había fallecido por deshidratación, junto al marinero que guiaba la pequeña embarcación donde había abordado meses antes.

Pero siguieron los sucesos en la isla, pues uno de los colonos falleció poco después de una intoxicación alimentaria, por ingerir un ave que él mismo había cazado (él era vegetariano…) Algunos sospechan que fue envenenado por su pareja, quien regresó a Alemania poco después, escribió sobre sus hazañas y luego buscó tratamiento en un sanatorio.

Como sobrevivientes de esta historia, solo quedó una familia, quien tuvo descendencia en Galápagos y hasta la fecha son habitantes de la Isla.

¿Qué pasó en Isla Floreana? ¿Dónde está el cuerpo de La Baronesa y de su amante? ¿Por qué la pareja del vegetariano que murió en Galápagos se internó en un sanatorio?

Definitivamente lo pensaré mejor, cuando diga que quiero irme a vivir a una isla desierta.

Los cuentos de muertos y aparecidos no asustan tanto, cuando la realidad nos abruma, como le sucedió a La Baronesa.

¡Feliz día de muertos!

Fuentes consultadas:

Endara Zabala, D. (s.f.). La historia que escandalizó Galápagos. https://www.academia.edu/35339393/La_historia_que_escandaliz%C3%B3_Gal%C3%A1pagos

Endémica Tours (s.f.). Floreana. https://www.endemicatours.com/tours-gal%C3%A1pagos/tours-full-day/floreana/

Ufo e Mistérios Inexplicados (2015). O mistério de Galápagos. https://vk.com/topic-75131526_31420125

Por Mariana M. González I.

Bibliófila empedernida, extraterrestre puesto que siendo bibliotecóloga de profesión y de corazón, no cumple con el estigma vinculado con ese rol. Considera que las bibliotecas y los archivos son el lugar ideal para guardar la memoria de los pueblos, y para los desmemoriados... el lugar ideal para buscar la información que necesitan. Pero, ¿cómo acceder a esa información?... resolver esa interrogante es parte de la labor que se enorgullece de desempeñar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .