Categorías
Narrativa

Marshiari Medina | Saint Barbie

“Si me preguntan les diré que tan solo es pop-surrealismo.” Saint Barbie

Categorías
Narrativa

Patricia Gallero Pardo | Noviembre

Me gusta cuando nos enrollamos como dos gatos y todo es instinto y mi piel se confunde con la tuya.

Categorías
Poesía

5 poemas del aislamiento

1

Me deterioro en el confinamiento
aislado con incrustaciones de pensamiento malsano.
Divago sobre el destino y escribo con salmuera
para que mis sueños duren un poco más.

Todos los versos que escribo se repiten
hago de la tristeza un eterno retorno.
Espero que todo acabe,
hablo de mis suplicios, claro.

@zabalarassiel


2

Desinfectando la casa

Acostumbrarse a ver con los ojos cerrados
a través de la incertidumbre de los noticiarios,
y el incómodo silencio sepulcral de los barrios.
Trajinar los secretos olvidados en casa,
vértelas con el eco del despropósito
de las cagadas y los deseos poco saludables.
Danzar en soledad mientras la muerte espera su turno por las calles.
Mirar mil veces con intriga por la ventana,
tomar muchos mates para desafiar los límites de la paciencia,
escuchar música lejana y soñar con abrazar algo más que espíritus quebrados.

@nicolasignacio64


3

La ciudad está triste y llueve.

Con la incertidumbre a cuestas
también lloramos,
nuestro esfuerzo se precipita en gotas
que salan su piel de chapopote.

Ríos viajan, autómatas sin remedio,
hacia las alcantarillas,
cuyas ávidas fauces engullen
el último testimonio
de que alguna vez tuvimos vida.

Es abril, el sol se oculta y llueve.

@royarrz


4

Madrugada

Insomnio cruel, desolador
Vigilante cómplice de como
La enfermedad brota del cansancio
y cura los trastornos del pensamiento
A la par de un caminito de hormigas que con sigilo
penetra entre las sábanas
Y me anuncia que los te quiero
se extinguieron.

Y en cada despedida del sol
embadurno mi piel con perfume
que huele a musgo,
a lluvia seca,
A cicatrices…

Y cuatro paredes suman ocho
y ocho estrellas vienen a visitarme
luego del llanto,
Después de la esperma
Y justo antes de que la ausencia
anuncie su alborada.

@juanlogos


5

Con ellos la tierra se llenó de llagas,

los encerró para quitarse las botas sin pensar en sus destinos.

El mundo se desnudó,

y nadó más allá del mar,

las olas le limpiaron el hollín,

y la sal relajó su mente agitada.

La tierra meditó en la arena,

escribió sobre la playa,

con caligrafia imperfecta,

a su hermana la gravedad.

@angela.escobar.witch

 


Poesía del aislamiento es un proyecto de El camaleón. Para participar, síganos en instagram y envíe por medio de mensaje privado un poema con un máximo de 10 versos.

Categorías
Arte y cultura

Marcos Mundstock | Las palabras

Categorías
Poesía

José Roberto Leonardo | Carta al niño que mira el fin del mundo desde su ventana

Ha dejado de llover

con el letargo de las hojas al caer del árbol

con el sosiego de la abuela al girar el grifo del agua.

Categorías
Poesía

Morena Bao | El vestido


El vestido continúa esperándote en la mesa,

así como lo hacía el día que te fuiste.

Quizá el color del invierno debería hacérmelo saber,

Categorías
Narrativa

Virginia Hernández Reta | La vida frente al mar

Una de esas tardes lo descubrí en la playa de C., con un viejo traje de baño, sentado sobre una toalla y mirando hacia las olas. Yo hacía un poco de ejercicio ahí, saliendo de trabajar. Me quitaba la corbata, cambiaba de zapatos, cruzaba la avenida para alcanzar la marea de mosaicos negros y blancos, y, después, la arena. Corría por la orilla y esa tarde, al pasar, lo vi sentado, macizo, las piernas estiradas, los brazos sobre su vientre de hombre a punto de la jubilación.

Categorías
Poesía

Nathan Sousa | Aviso

No esperes de mí

el rostro sin gracia de los retratos robot,

tampoco la gota de sangre

en el verso pingado.

Categorías
Nuestra memoria

Raúl Zeleniuk | Los exiliados (y otros poemas)

POST LÍMITE


Martín se quita el bonete,

la nariz de plástico y la loca alegría.

Desarma todos los artificios,

retira el cotillón, apaga la lámpara roja.

Categorías
Ensayo

Rody Polonyi | El informe Lúxor

En las cercanías de Lúxor, a 42 grados y bajo un sol de justicia, el Valle de los Reyes resplandece como un horno calcáreo inhabitable para cualquiera que no esté ya momificado. Oculta, a la sombra de la colina tebana Meretseger, se halla una bóveda que fue descubierta el 25 de enero de 1994 por un equipo suizo de la universidad de Basilea, que la bautizó como la tumba KV 40. En ella encontraron algunos de los hallazgos más sensacionales de los últimos tiempos, además de un centenar de cuerpos embalsamados, entre ellos, los de varios príncipes y princesas de la decimoctava dinastía.

Muy discreta y cerrada a cal y canto por una trampilla metálica ardiente como un brasero, la tumba KV 40 está al principio del ramal que conduce al risco donde se encuentra la de Tutmosis III. Millones de visitantes han desfilado ante el lugar sin imaginar el tesoro que se escondía dentro.

Categorías
Narrativa

Kalton Bruhl | El último concurso

El programa favorito de mi padre era el concurso de conocimientos que transmitían los sábados por la noche en la XKY. Llevaba tanto tiempo escuchándolo que casi siempre acertaba en las respuestas. Cuando surgía alguna pregunta que no lograba contestar, la anotaba rápidamente en una libreta y en cuanto el programa finalizaba, se dirigía al librero donde guardaba sus enciclopedias. No importaba cuánto tiempo le tomara, no descansaba hasta encontrar la respuesta. Muchas veces le animé a participar, pero invariablemente respondía que necesitaba prepararse un poco más.

«Todavía no —me decía, revisando sus apuntes—. Hay algunas materias que no domino por completo».